Reval. Retiros
y Vacaciones
Alternativas

María

Cuando se juntan grandes personas, corazones inmensos, maravillosos profesionales, sentido común, calidad humana, esfuerzo e interés porque todo salga bien y todo el mundo esté contento, el resultado es una experiencia de esas que ocurren muy pocas veces en la vida.
De una forma u otra me ha sacudido tanto por dentro (mira Emilio, hablo en primera persona 😉) que siento que habrá un antes y un después, como ya comenté en alguna ocasión.
La palabra gracias se queda corta, muy corta, tanto para las personas que he tenido la suerte de conocer, como para todo el equipo organizador, así que diré mil gracias, millones de gracias a tod@s!!
Me vuelvo renovada a Madrid, a ver cuánto me dura el zen 🙈, lo que es seguro es que no os podré olvidar. Cuidaos mucho.
Nos vemos pronto, no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *