Reval. Retiros
y Vacaciones
Alternativas

Tu Primer Retiro

Realizar tu primer retiro es la mejor opción que puedes hacer en este momento de tu vida. Si ya te has planteado dar este paso, no esperes más. Es el momento de pasar a la acción y vivir la experiencia transformadora de tu primer retiro. Venir a un retiro implica dedicar tiempo y atención a tu bienestar emocional, mental y espiritual. Incluye participar en actividades que fomentan la conexión contigo mismo, explora tus emociones, practica la atención plena y adquiere herramientas para el crecimiento personal. ¡Ahora es el momento!

 

¿Dudas ante tu primer retiro?

 

¿Es para mí?

Sí, nuestros retiros están diseñados para personas de todo tipo. No necesitas experiencia previa, solo la voluntad de cuidarte.

¿Qué pasa si nunca he hecho algo así?

¡No te preocupes! La mayoría de las personas vienen por primera vez. Estamos aquí para guiarte y hacer que te sientas cómodo.

¿Será muy espiritual o religioso?

¡En absoluto! Respetamos tu espiritualidad personal sin imponer ninguna religión. Nuestros retiros se centran en tu bienestar y crecimiento interior, permitiéndote explorar a tu propio ritmo sin expectativas espirituales.

¿Voy a estar sola/o?

Tendrás tu espacio cuando lo desees, pero también podrás compartir momentos con compañeros de retiro en actividades grupales.

¿Es caro?

Adaptamos nuestros precios para ser accesibles. Además, ofrecemos facilidades de pago para que no sea un obstáculo.

¿Y si no me gusta?

Entendemos que cada experiencia es única. No hay presiones, y puedes decidir participar en las actividades que te resuenen.

¿Es como una secta?

¡Para nada! Somos un grupo de personas que busca bienestar y crecimiento personal. Sin dogmas ni cultos.

¿Cuánto tiempo dura?

Puedes elegir retiros de distintas duraciones, lo normal es hacer un primer retiro de un fin de semana. Tú decides según tus posibilidades.

¿Es solo para gente joven?

¡Para nada! Nuestros retiros son inclusivos, y personas de todas las edades participan. La diversidad nos enriquece.

¿Y si no quiero participar en todas las actividades?

¡No hay problema! Tienes total libertad. Puedes elegir participar solo en lo que te apetezca.